t9

Antes de tomar la decisión de dejar la empresa privada y comenzar con la oposición al Cuerpo de Ingenieros de Caminos del Estado, algo que tuve muy claro desde el primer momento era la necesidad de contar con un buen preparador que me proporcionase un temario muy completo, actualizado continuamente con los numerosos cambios normativos, que fuese flexible, se pudiese adaptar a mi ritmo de estudio y que me pudiera resolver todas las dudas que me surgiesen durante la preparación, para que yo únicamente me tuviese que preocupar por centrarme en estudiar.

Es por ello que tras informarme bien de las opciones, me decanté por Francisco Javier Hermoso para ello, no sólo por la gran experiencia que tiene sino también por todas las referencias que había tenido de compañeros de años anteriores que también se habían preparado con él la oposición y habían aprobado, con lo cual me convencí y me puse a ello.

Desde el principio he visto como efectivamente se cumplieron todas mis expectativas:

  • El temario recoge todo lo necesario para aprobar sobradamente cada uno de los cuatro exámenes, contando asimismo con una gran batería de exámenes resueltos de todos los ejercicios, desde el primer examen al último examen práctico, de todas y cada una de las convocatorias anteriores, test, ejercicios resueltos, documentación complementaria para el examen de idiomas, resúmenes y esquemas que te facilitan en gran medida la compleja labor de estudio.
  • Otro de sus grandes puntos fuertes es la preparación del examen oral, ya que en nuestra formación como ingenieros en la escuela no estamos tan acostumbrados como en otras carreras a recitar oralmente los temas, donde la dicción, ajustarse al contenido del temario y que éste se encuentre debidamente actualizado, la literalidad, así como cantar cada tema en tiempo, es clave para superar este examen, que es a mi juicio el de mayor dificultad por las múltiples variables que intervienen, ya que no consiste sólo en saberse de memoria los temas, sino también dominar la técnica de exposición oral ante el tribunal, algo que con la práctica continua en clase, con él logré perfeccionar.
  • Asimismo ha sido esencial el continuo apoyo y seguimiento durante toda la fase de oposición que tuve por su parte, siempre resolviendo cada cuestión que le planteaba, avisándome de los cambios normativos y orientándome en cada momento.

En definitiva, con un gran esfuerzo y sacrificio por mi parte y la constante ayuda y dedicación del preparador, he logrado mi objetivo y además con una muy buena posición. Por lo tanto si te decides a comenzar en el exigente mundo de la oposición, no podría sino recomendarte sin ninguna duda que te prepares con Francisco Javier Hermoso.