t55

Cuando uno empieza este camino tan duro como es el de preparar unas oposiciones, lo primero que hace es buscar a alguien que le ayude a recorrerlo. Mi consejo es que, ya que te pones, busques el mejor preparador posible. En mi caso, yo soy de Granada, y pese a que en Granada también hay academias y preparadores para estas oposiciones, cuando me puse a buscar a alguien que me ayudara en esta batalla escogí a Francisco Javier Hermoso (www.oposicionescaminos.es) porque él fue el que mas me convenció, a pesar de que me suponía ir a Málaga cada 15 días para las clases presenciales. Os aseguro que no me he arrepentido ni un ápice, y que si entonces me pareció la mejor opción, ahora, a toro pasado y mirando hacia atrás, no solo me parece la mejor opción sino que creo que está a años luz de las demás.
Mi experiencia con Francisco Javier y su equipo solo se puede calificar como excelente,  no solo por el resultado, que ha sido el óptimo, pues he tenido la suerte de aprobar a la primera en un solo año, sino sobre todo por el camino recorrido para llegar a este éxito. En ese camino, gracias a Francisco Javier he contado con ayuda en tres aspectos que considero fundamentales.
El primero de ellos es el temario. Un temario muy bueno y preciso, donde encontrarás prácticamente la totalidad de las preguntas que van a caer en el primer examen, y contarás con unos resúmenes esenciales de cara a enfrentarse al examen oral.
El segundo de ellos es la estrategia de estudio. Después de haber recorrido este camino, uno se da cuenta de que el éxito en unas oposiciones depende en un porcentaje muy alto de la estrategia con la que las afrontes. No es solo estudiar, sino cómo te lo estudias, y qué te estudias en los casos en los que no te da tiempo a todo. La estrategia que os van a proponer Francisco Javier y su equipo os va a hacer lograr cosas que ahora os pueden parecer inalcanzables.
Y el tercero y último es la motivación. Estudiar tantas horas, tantos días seguidos no es fácil. Supongo que depende de cada persona, pero en mi caso, cada vez que iba a una de las clases presenciales era una manera de recargar las baterías para seguir adelante. Francisco Javier te transmite ganas de seguir y el convencimiento de que lo puedes conseguir. Es fundamental también el ambiente que encontrarás, y los compañeros a los que conocerás que están en la misma pelea y a los que ves en la misma situación que tu. Hablar con ellos (de las oposiciones y de otras cosas) te ayuda a desconectar un poco,y realmente te da un empujón que puede llegar a ser fundamental.
Sólo decirte que si decides empezar a estudiar, mucho ánimo y suerte. Nadie dice que sea fácil, pero merece la pena.