t226 Teresa Cavero

En mi ciudad no hay academias, ni preparadores. Un compañero de trabajo me dijo que se estaba preparando con Francisco Javier las oposiciones, a distancia, y que los temas eran muy completos. Al fin y al cabo necesitas, BUENOS APUNTES y VOLUNTAD.

Tras preguntarle a él y a otro preparador, me quedé con Francisco Javier, por la referencia, porque me pareció que tenía todo muy claro, no estaba sujeta a horarios de clases (aunque fuera online) y, además, era más barato.

Cada 2 semanas quedábamos, cuando me viniera bien, para actualizar y cantar algún tema. Ese día estaba nerviosísima y con pereza pero luego agradecía el empujón. Aunque en este 2º año ya no he pasado por eso, el primer año fue fundamental.

Los apuntes, la planificación, su entusiasmo, apoyo y confianza, ayudan a afrontar los exámenes con preparación, si has estudiado, claro. Sobretodo para el test, los resúmenes para el tercero y la documentación para el último examen.

Para el inglés: necesitas hacer una inmersión en el idioma, escuchar y hablar todo lo que se pueda. La actualización diaria de preguntas hechas en el examen a los compañeros que van antes, es fundamental.

En el oral: los resúmenes que proporciona Francisco Javier son de gran ayuda. Aunque para prepararlo bien, hay que cantar TODOS los días.

Práctico: da un montón de documentación pero destaca lo importante y suele ser útil algo que llevabas de bulto.

Aunque Francisco Javier aprobó las oposiciones sin preparador hace muchos años, me alegro de no hacer este camino sola y no me arrepiento de haber contado con él para este proceso. ¡ÁNIMO, QUÉ SE PUEDE!