Sácate las oposiciones de ingeniero civil mientras trabajas

saca oposicion mientras trabajas

Trabajar y estudiar oposiciones no es una tarea fácil. Independientemente de cuál sea nuestra ocupación, coger los libros después de una dura jornada de trabajo requiere un gran esfuerzo de voluntad. Voluntad y algo más.

Preparar unas oposiciones ingeniero civil con garantías exige también planificación, constancia y mucha motivación. Si nos atenemos a estas directrices tendremos asegurada nuestra plaza.

Lo primero que tendremos que dilucidar es si podemos permitirnos el lujo de tomar clases presenciales o bien, a tenor de nuestro poco tiempo disponible, son preferibles las clases online. Hay que recordar que las clases online nos ahorran el tiempo de traslado a la academia, pero que también requieren una mayor disciplina de estudio. A continuación vamos a dar una serie de consejos para preparar nuestras oposiciones.

Motivación y planificación

No cabe duda de que la presente situación laboral está pasando por uno de los peores momentos de su historia. Al alto porcentaje de desempleo, hay que sumar el trabajo precario y en ocasiones mal pagado. Un trabajo en la Administración nos asegura, en cambio, un empleo de por vida y unas condiciones laborales probablemente más ventajosas. Hay que pensar que muchos trabajadores y opositores como nosotros se sacrificaron en su época y ahora son unos flamantes funcionarios.

Para llegar a esto, no cabe duda de que hay que contar una buena planificación. La distribución del tiempo de estudio es un elemento clave en la consecución de nuestra plaza. Independientemente de nuestro horario de trabajo es aconsejable estudiar como mínima dos horas al día y ampliar el margen hasta seis los fines de semana, graduando a medida que se vayan a acercando los exámenes.

Es importante, en todo caso, seguir una rutina de estudio. Como ya dijo Roosevelt: “Con autodisciplina casi es posible cualquier cosa”

Ventajas de estudiar una oposición

Una vez que hayamos planificado nuestras horas de estudio, solo resta decidir si tomaremos clases online o presenciales. O si lo haremos por nuestra propia cuenta. De lo que no cabe duda es de que necesitaremos, en caso de que vivamos con la pareja o nuestra familia, de todo el apoyo y la complicidad de nuestro entorno. Hemos mencionado las condiciones laborales pero ejercer de funcionario, además del sueldo y los complementos asociados al cargo, nos reporta múltiples ventajas.

Nos referimos a los cursos de formación, a los días de asuntos propios, a las reducciones de jornada, a los permisos. Y mucho más. Esto bien merece nuestro sacrificio.

Deja un comentario