El futuro de las oposiciones a ingeniero de caminos

ingeniería civil

Hoy en día está volviendo a haber un repunte de las oposiciones a ingeniero de caminos. Se trata sin lugar a dudas de una excelente noticia para muchos universitarios que no encontraban una salida laboral en el sector privado y que miran al público para conseguir, por fin, el trabajo con el que soñaban. Queremos aprovechar aquí para hablarte acerca de cómo se proyecta el futuro para estos opositores.

Un aumento de plazas

Con la crisis, hubo un parón muy significativo tanto en la convocatoria de oposiciones como en el volumen de trabajo que podía tener un ingeniero de caminos. Al reccortarse las inversiones públicas, estos no tenían apenas proyectos en los que trabajar. Otro tanto sucedió en la empresa privada, y parecía que por primera vez ser ingeniero no era garantía profesional de nada.

En la actualidad, las cosas han cambiado, lo que no quiere decir que hayan vuelto a estadios anteriores. Pero sí que es cierto que cada nueva convocatoria de oposiciones vuelve a ser tan multitudinaria como casi lo eran las de los tiempos de pre-crisis.

En esta línea, también el gasto público empieza a asomar, lo que produce que buena parte de los profesionales de caminos estén encontrando proyectos en los que ponerse a trabajar. Hay, por lo tanto, demanda de trabajadores y cada vez una mayor oferta de trabajo.

Ante este mapa, cabe pensar que las opciones del opositor son y serán buenas, ya que parece que se vuelve a conseguir un ritmo adecuado y un buen volumen de trabajo.

Una multitud de salidas

Hay que tener en cuenta que estas oposiciones ofrecen además que el ingeniero pueda terminar en una diversa multitud de ámbitos. Por ejemplo, trabajando en áreas de carreteras, aguas y obras hidráulicas, proyectos y obras costeras, administración ferroviaria, en proyectos de medio ambiente o también, evidentemente, en los de construcción. Es decir, existe una diversidad que enriquece cada día más a esta profesión y que hace que tenga un interesante horizonte de futuro, y que este no resulte lejano.

En conclusión, las oposiciones de ingenieros de caminos vuelven a ser prometedoras para todos aquellos que decidan presentarse a ellas. Esto se debe a la nueva oferta pública de empleo que vuelve a aumentar, así como la cantidad de proyectos de los que se puede formar parte.

Deja un comentario