Consejos de estudio para sacarte las oposiciones de ingeniero civil (Parte II)

Consejos estudio II Oposiciones Caminos

Preparar oposiciones ingeniero civil no es una tarea fácil, pero con una buena organización y planificación del material de estudio obtendremos nuestra plaza sin ningún problema. Para ello, es muy importante ser perverante y observar una disciplina diaria, con sus tiempos de descanso, que nos permita abordar el temario sin angustia. A continuación vamos a dar algunos consejos para llevar a buen puerto nuestras oposiciones.

Concentración y rendimiento

La aparición de la nuevas tecnologías ha desplazado el uso del papel como herramienta de estudio. Cada vez se utilizan más los ordenadores y las tabletas para realizar lecturas, mapas conceptuales o esquemas de la materia. Nadie duda de su aportación a las labores del estudiante.

Pero muchas veces nos distraen y perjudican nuestra concentración con la llegada mensajes a nuestra bandeja de correo o las notificaciones de Facebook o Twitter, por ejemplo. Por eso, es conveniente desconectar durante nuestro estudio diario, accediendo en el tiempo de ocio que nos hayamos marcado.

Calendario de estudio

Hemos hablado de planificación. Uno de los pasos más importantes para afrontar con éxito nuestras oposiciones es crear un calendario para organizar la materia. Esto nos permitirá reducir las sensaciones de desamparo o falta de tiempo que muchas veces nos asaltan durante el estudio. Para ello, señalaremos las fechas de los exámenes o las autoevaluaciones, el tiempo destinado a a las asignaturas en función de su dificultad y las horas de mañana y tarde que dedicaremos a nuestros temario de ingeniero civil.  Hay que tener en cuenta que el propósito no es aprobar sino obtener la mejor nota y conseguir la plaza.

Tiempo de descanso

En el artículo anterior hablamos sobre la necesidad de una lectura atenta del temario y la creación de mapas mentales para afianzar los conceptos. Ahora nos vamos a referir al tiempo de descanso. Hay que tener claro que no somos monjes de clausura. Estudiar muchas horas no siempre va acompañado de un resultado en el rendimiento.

Por eso, es aconsejable desconectar de cuando en cuando y realizar esas actividades por las que sentimos una especial predilección, como montar en bicicleta, tomar café o pasear por el parque. En resumidas cuentas, hay que saber dosificarse.

Deja un comentario